Inició la cuaresma: Fieles a recibir las cenizas

 

CenizaHoy es miércoles de ceniza y empieza la cuaresma; por lo que, los fieles acudirán a misa y empezar a ayunar.
Las misas se desarrollarán en cada uno de los santuarios así: 07.30; 12.00 y 19.30, están previstas las ceremonias litúrgicas en la iglesia catedral de Machala.
Para las 17.00 se convoca a los feligreses a la iglesia del barrio Buenos Aires, y a las 19.30 en la capilla del barrio Cristo del Consuelo, en Machala.
En los demás días se celebrarán las misas en horario normal; por lo que, los sacerdotes invitan a los fieles católicos a recibir las cenizas y con ello recordar el ayuno de Cristo en el desierto.

Cuaresma
Se conoce que el Miércoles de Ceniza es un día especial dentro del calendario de la liturgia católica.
Los católicos deben hacer un día de ayuno y abstinencia para la imposición de la ceniza en cada jornada litúrgica que se dará en cada una de las iglesias.
La “Cuaresma” no es otra cosa que 40 días de preparación para la Pascua, comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Domingo de Ramos.
Se informó que las cenizas se elaboran a partir de la quema de los ramos del Domingo de Ramos del año anterior, son bendecidas y colocadas sobre la cabeza o la frente de los fieles, como signo de la caducidad de la condición humana. Mientras lo hace repite las palabras “Recuerda que polvo eres y en polvo te has de convertir”.
La ceniza representa la destrucción de los errores del año anterior al ser éstos quemados.
Esta es una costumbre que recuerda los 40 días de ayuno que Jesús pasó en el desierto y los 40 años que el pueblo de Israel estuvo en el desierto, para entrar a la tierra prometida.
La imposición de la ceniza intenta ser una purificación de aquello que va deshumanizando a las personas y que la aleja de los demás.
Las cenizas también representan que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.
Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres.

Fuente: Diario Correo